Datos y su impacto en la competitividad de las empresas, con Raimon Mirada y Genís Roca.

 

Resumen de la intervención de Raimon Mirada
Empresas, competitividad, datos y visualización de la información 
Los datos son la materia prima del s XXI. Mercados, ciudades, vivienda, nosotros… todo genera datos, a los que hay que sacar un valor. La multiplicidad de fuentes ofrece muchas oportunidades, pero es necesario que se visualicen bien los datos para entenderlos. Si las empresas quieren ser competitivas deben usar los datos para mejorar e innovar: productos, costes, tecnología y distribución.

En la visualización de la información, nos encontramos con cinco tendencias o ideas clave:
1. Mezclar. Qué dicen de mis ventas, dónde lo dicen, que tiempo hace allí, etc. ese es el trabajo de mezclar. Se cruza información de distinto tipo y de diferentes fuentes: datos geográficos, temporales, etc. Cualquiera puede sernos útil.
2. Comunicar. Contar historias con datos. Líneas temporales u otras para comunicar más eficientemente.
3. Jugar. Dar vida a tus datos. El usuario debe poder jugar. Hay que proporcionar una capa de interactividad. El usuario debe poder explorar y filtrar los datos.
4. Pensar con datos. Posibilidad de hacer tests con los datos, primeras versiones, etc.
5. Control. El máximo de personas de la organización debe poder acceder a los datos.

 ---

Resumen de la intervención de Genís Roca
El Big Data es la última moda del barrio digital, como lo fueron primero las redes sociales y después la participación ciudadana. Aunque cada una de estas capas es transformadora e indispensable, tienen que vivir una curva. Ahora estamos en el auge, pero todavía debe aposentarse.

La tecnología digital tiene menos coste, con menos barreras, por eso estamos conectados y, por eso, generamos un flujo de datos enorme, que puede modificar mercados. Antes, ya se había modificado algún mercado, como por ejemplo el mercado turístico, debido a la participación ciudadana online.

Aun así, decirle a un empresario que use Big Data le resulta ofensivo. Llevan años gestionando con datos: estudios de mercados, etc. Toman y tomaban decisiones en torno a datos. Lo necesario (y de lo que se trata) es añadir el canal digital. Añadirlo a la toma decisiones.

La verdadera funcionalidad es el cruce de datos, unos con otros, pero ahí encontramos el problema de la desconfianza. No nos importa que nuestro supermercado use nuestros datos para saber lo que compramos, y si debemos comprar o no más berberechos. Lo que nos preocupa es que esos datos se crucen con datos de nuestro banco, o de compañías eléctricas, pese a que estos son anónimos. La percepción pública es importante, por ello las empresas no hacen exhibición del tema cuando llevan a cabo estos cruces.

Los datos son para entender o crecer. Crecer va asociado a las ventas. Para entender, en cambio, hay que añadir valor. Por tanto, las dos fronteras claves en el Big Data para las empresas son: cruzar datos sin dar mala imagen y el uso de datos en tiempo real (por ejemplo, el uso de datos que hacen algunas compañías aéreas que van cambiando el precio de sus vuelos al minuto).

Para las empresas, el Big Data ofrece algunas oportunidades de negocio. En primer lugar, muchos de los actuales datos que son públicos serán de pago; por otro lado, aparecerán empresas de hubs de datos, que comprarán los datos anónimos de las empresas.  

Entrevista a Raimon Mirada para TrendSpain 2013  
Entrevista a Genís Roca para TrendSpain 2013 Fotografías de la mesa
Datos y su impacto en la competitividad de las empresas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario