TrendSpain 2016

Video completo de la retransmisión de la Jornada Resumén visual de Antoni Gutiérrez-Rubí

Producción maker: prototipando el futuro con Rocio Pina Isla y David Bordonada



Resumen de la mesa de debate con Rocio Pina Isla (Enorme Studio) y David Bordonada (Cooking Hacks by Libelium)

David Bordonada explica que para financiar su actividad han buscado premios donde presentarse y también vendiendo sus dispositivos (de forma Premium) pero también alimentando la comunidad de Arduino (a través de su comunidad maker, Cooking Hacks).

Para visualizar la actividad de Cooking Hacks nos ofrece algunos ejemplos:

El desastre del accidente nuclear de Fukushima creo una gran desconfianza en la población en los niveles de contaminación. En este punto, lanzaron una llamada a su comunidad para que participaran en la creación de una tecnología que midiese los niveles de irradiación. En un solo mes lo consiguieron. Al realizar todo el proceso en abierto se consiguió que su uso fuera muy rápido.

Una placa eHealth que ha causado impacto no solo en el ámbito médico sino en el ámbito artístico. Inspire, un proyecto basado en la placa, permite medir la neumonía en bebes.

Rocio destaca que los impulsores de Enorme Studio se iniciaron en el mundo maker en la disciplina de la arquitectura para recuperar la esencia de esta, en un momento, hace ya unos años, donde había pocas prácticas en este ámbito y en un contexto de burbuja inmobiliaria.

Para ilustrar el papel de su visión de la arquitectura y la participación, Rocio nos explica Urban Spa. Proyecto desarrollado en Chihuahua (México) en un espacio de grandes niveles de violencia. El proyecto se inicia con la participación de estudiantes de diseño locales, con el objetivo de centrarse en el valor del proceso (involucrando a los usuarios/as, ciudadanos/as en este). También involucrando a personas de distintos ámbitos para crear valor en el trabajo interdisciplinar y aprovechando elementos a veces desaprovechados. A partir de una fuente, en desuso, se creó este spa urbano.

La conceptualización del espacio de vivienda también es un ámbito de trabajo que les interesa. En el contexto donde los bajos salarios y el encarecimiento del precio de la vivienda, impulsan el proyecto Home Back Home, que pretende dar respuesta a la situación que se produce cuando una persona, por los motivos indicados, debe retornar a la casa de sus padres, aunque sea de forma temporal. En el proceso intervienen personas de diferentes disciplinas: arquitectura, sociología, psicología, etc. Rocio explica diferentes ejemplos, donde han trabajado el proceso para reconfigurar el espacio, pero no solo desde la lógica de la arquitectura, sino también de los efectos sobre las personas que participan en ello. La arquitectura reconfigura y mejora la convivencia, ante una nueva situación personal/familiar.

Debate

¿Tenéis experiencia en espacios educativos?
RP: Estamos iniciando un proyecto con una escuela de niños con alguna discapacidad para que sean ellos 

¿Hay forma que la gente pueda inspirarse y adaptarlo?
RP: Nos gustaría que nuestro modelo fuese más estandarizable pero actualmente trabajamos de una forma muy personalizable. Si tuviésemos más datos de comportamientos, necesidades, patrones de construcción...sería más fácil.

¿Os cuesta explicar vuestro negocio? ¿Y cómo orientáis vuestro negocio?
DB: Como la gente cada vez utiliza más la tecnología, se va habituando a sus productos o iniciativas. Por otro lado, trabajamos sobre una base común pero diversificada por ámbitos, con ello, podemos actuar verticalmente sobre diferentes disciplinas. 

¿Fue difícil el arranque de un proyecto de estas características hace 10 años?
DB: Los inicios fueron duros, los concursos y las ventas de placas Arduino permitieron, poco a poco, adentrarse en la innovación de nuevos productos.

¿Cómo vendéis y vendáis?
DB: Nosotros vendemos vía página web y cuidando mucho la imagen y el trato con los interesados/as - clientes (pensando y poniéndote en la lógica de ellos/as). También es muy importante la presencia en ferias y eventos.
RP: Nuestra radicalización innovadora en el planteamiento de los proyectos a generado mucha atención (también de los medios). Cuidamos también la visibilidad en las redes sociales y nos mostramos como un equipo muy próximo a la investigación. 

Emprendimiento maker desde la investigación y la educación con Alejandro Escario y Pablo Murga



Resumen de la mesa de debate con Alejandro Escario (Universidad CEU San Pablo) y Pablo Murga (xTribe)

Alejandro explica el motivo que inició su experiencia: la incorporación en el Fablab Academy mientras cursaba un Máster tradicional.

El contexto de la creación de la incubadora debía atender los altos niveles de mortalidad de recién nacidos en las zonas de implantación (Benín), un alto nivel de bebes prematuros, espacios con poca infraestructura y que permitiese regular la temperatura y el índice de humedad inclinación.

A partir de este punto, empieza el proceso de creación del primer prototipo que debía poderse construir por cualquier persona en un fablab o en un su taller. Para que esto sea posible, la licencia, como es el caso de la incubadora, debe ser abierta. A partir de aquí, se ha generado una comunidad de voluntarios/as para mejorar elementos, en la cual se incluyen también organizaciones. Actualmente, el proyecto tiene ya un equipo de diez personas.

Pablo Murga inicia su exposición situando el contexto del proyecto xTribe: los cambios del mundo profesional requieren de nuevos modelos de aprendizaje, que xTribe resume en dos grandes áreas:
  • Aprender emprendiendo y en equipo
  • Nuevas competencias: actitud y capacidad, liderazgo de equipos, autoconocimiento y desarrollo personal, nuevos lenguajes (diseño, producción digital, comunicación e innovación) y pensamiento crítico.
Para conseguir esto, se trabaja en procesos, impulsados a partir de retos, para conseguir unos hitos y con acompañamiento, que también permitirá una evaluación del proceso. Todo en ello a partir de casos reales.

El formato de las sesiones que promueven: boot camps, permiten jornadas intensas de trabajo, en entornos estimulantes, próximos a ecosistemas de emprendedoría (también del mundo corporativo), al lado de expertos que ayudan a madurar las ideas.     

También destaca que es importante situarse en un entorno internacional que permita al alumno/a intercambiar conocimientos y tener una visión global de su proyecto.    

Debate (con la incorporación de César García Sáez)

¿Necesitáis de financiación?
PM: Sí, lo hacemoss a través de inversores privados.
AE: Nos financiamos gracias a las donaciones  y de la aportación de los propios impulsores.

¿Cuáles son los objetivos de ambos proyectos: conseguir que sean sostenibles o tienen ánimo de lucro?
AE: La idea es hacer el proyecto sea sostenible pero intentando conseguir buscar un recorrido bottom-up. El objetivo, a medio plazo, es constituir una fundación.
CG: Hay una barrera importante que es el tiempo de retorno a la inversión, el riesgo sobre la innovación...para conseguir mucho dinero a partir del lanzamiento de proyectos tecnológicos. 

¿Como se aborda el reciclaje?
AM: Adaptar la maquinaria al material de la zona o utilizar maquinaria que permite aprovechar todo el ciclo del material, son dos formas interesantes a este ámbito, con la idea de promover la economia circular. 
CG: En este contexto, César destaca Ecodesign Fablab. La conexión de comunidades makers con promotores de economia colaborativa, también es una oportunidad para visualizar nuevas iniciativas y enfoques.

¿Cómo se aproximan las personas que no tienen un perfil digital?
AE: En el caso de la incubadora promovemos la fabricación por parte de artesanos.
CG: La interacción no llega a los niveles deseables pero hay personas más lejanas al ámbito digital que se acercan a los fablabs y personas que están en los fablabs se acercan a los artesanos tradicionales para aprender. 
PM: Pablo destaca la oportunidad de reempoderar a artesanos al mundo maker.

¿Qué grado de conocimiento debe tener una persona para acercarse a la comunidad maker?
CG: Lo más importante es tener ganas, para expresaese. Una idea, un proceso creativo, no siempre es rápido, hay que estar preparado para el error. También es importante, poco a poco, adaptarse al espacio.

Fabricación digital en red: un mundo repleto de posibilidades con César García Sáez

   
Resumen de la ponencia inicial de TrendSpain 2016 a cargo de César García Sáez.

Jordi Muñoz, mexicano, aficionado a los drones, publicando en un foro, entró en contacto con Chris Anderson. Al final, fundaron una empresa: 3DR. Este es un ejemplo, entre otros, de lo que sucede en el mundo maker: encuentros de personas de distintos ámbitos para trabajar en un objetivo común.

Cris Anderson en Makers: The new industrial revolution habla del fenómeno de la fabricación distribuida a partir de la tercera revolución industrial, concepto desarrollado por Jeremy Rifkin.

Mark Hatch, autor del manifesto maker recalca que lo importante es manifestarse, compartir, dar, aprender, jugar, participación…donde la persona crea como parte de un grupo, una comunidad. Esta  requiere de soporte, ya que se autoconceptualiza como un movimiento que quiere cambiar el mundo.

Algo relevante de la fabricación digital es que se realiza entre 3D, es rápido, se puede repetir fácilmente, es autogestionable y permite mejoras constantes. Funciona con parámetros y se puede personalizar. Encontramos distintas herramientas láseres, fresadoras…pero lo importante es el concepto.

Otro elemento importante, es la creación de espacios (fablabs o makerspace) donde encontrar las herramientas y personas de las cuales puedes aprender. Los fablabs, que comparten procesos de fabricación, se adaptan a cada espacio territorial donde están ubicados. La red va creciendo: duplicándose anualmente, aproximadamente. El FabLab Barcelona fue el promotor de la red en España y a partir de aquí se ha ido extendiendo. Cada fablab tiene su lógica y se especializa en algo muy específico para ir cubriendo necesidades. En realidad, los fablabs surgen habitualmente de comunidades de práctica: personas agrupadas por un objetivo común.

Las Makers Feires también es un espacio de encuentro de la comunidad. Las ferias se han extendido por todo el mundo. Incluso el Presidente Obama acoge una maker feire, apoyando, de esta forma al colectivo maker.  

El proyecto Clone Wars muestra otro elemento relevante del mundo maker: clonar producciones para que sea usable en situaciones parecidas. Para que esto sea posible, es necesario que los procesos sean abiertos.

Arduino que surgió como un proyecto de diseño abierto que ha permitido replicas y mejoras, es un buen ejemplo de ello.  

Plataformas como Indiegogo o Kickstarter son una alternativa a la financiación tradicional y que, a menudo, son parte de la financiación de los proyectos del mundo maker. Las aceleradoras de startups también son formas de promoción de iniciativas.

En este punto, César destaca los retos de la comunidad maker:  

  •        Concentración de la producción, por ejemplo, en Shenzhen (debilitando la lógica de la producción maker: distribuida)
  •        Aislamiento del creador (más allá de la comunidad que ha facilitado la creación)
  •        Convivencia entre los aficionados y los profesionales.  

La red española de creación y fabricación digital (CREFAB) y e Manual de supervivencia makerson dos referencias útiles para adentrase en este mundo

Fabricación digital en red: un mundo repleto de posibilidades con César García Sáez

   
Resumen de la ponencia inicial de TrendSpain 2016 a cargo de César García Sáez.

Jordi Muñoz, mexicano, aficionado a los drones, publicando en un foro, entró en contacto con Chris Anderson. Al final, fundaron una empresa: 3DR. Este es un ejemplo, entre otros, de lo que sucede en el mundo maker: encuentros de personas de distintos ámbitos para trabajar en un objetivo común.

Cris Anderson en Makers: The new industrial revolution habla del fenómeno de la fabricación distribuida a partir de la tercera revolución industrial, concepto desarrollado por Jeremy Rifkin.

Mark Hatch, autor del manifesto maker recalca que lo importante es manifestarse, compartir, dar, aprender, jugar, participación…donde la persona crea como parte de un grupo, una comunidad. Esta  requiere de soporte, ya que se autoconceptualiza como un movimiento que quiere cambiar el mundo.

Algo relevante de la fabricación digital es que se realiza entre 3D, es rápido, se puede repetir fácilmente, es autogestionable y permite mejoras constantes. Funciona con parámetros y se puede personalizar. Encontramos distintas herramientas láseres, fresadoras…pero lo importante es el concepto.

Otro elemento importante, es la creación de espacios (fablabs o makerspace) donde encontrar las herramientas y personas de las cuales puedes aprender. Los fablabs, que comparten procesos de fabricación, se adaptan a cada espacio territorial donde están ubicados. La red va creciendo: duplicándose anualmente, aproximadamente. El FabLab Barcelona fue el promotor de la red en España y a partir de aquí se ha ido extendiendo. Cada fablab tiene su lógica y se especializa en algo muy específico para ir cubriendo necesidades. En realidad, los fablabs surgen habitualmente de comunidades de práctica: personas agrupadas por un objetivo común.

Las Makers Feires también es un espacio de encuentro de la comunidad. Las ferias se han extendido por todo el mundo. Incluso el Presidente Obama acoge una maker feire, apoyando, de esta forma al colectivo maker.  

El proyecto Clone Wars muestra otro elemento relevante del mundo maker: clonar producciones para que sea usable en situaciones parecidas. Para que esto sea posible, es necesario que los procesos sean abiertos.

Arduino que surgió como un proyecto de diseño abierto que ha permitido replicas y mejoras, es un buen ejemplo de ello.  

Plataformas como Indiegogo o Kickstarter son una alternativa a la financiación tradicional y que, a menudo, son parte de la financiación de los proyectos del mundo maker. Las aceleradoras de startups también son formas de promoción de iniciativas.

En este punto, César destaca los retos de la comunidad maker:  


  • Concentración de la producción, por ejemplo, en Shenzhen (debilitando la lógica de la producción maker: distribuida)
  • Aislamiento del creador (más allá de la comunidad que ha facilitado la creación)
  • Convivencia entre los aficionados y los profesionales.  

La red española de creación y fabricación digital (CREFAB) y e Manual de supervivencia makerson dos referencias útiles para adentrase en este mundo

TrendSpain 2016: Millennials, emprendimiento maker


Cinco ediciones de TrendSpain

En 2012 se celebró la primera Jornada Trendspain en Madrid —«La inteligencia de las multitudes. El capital transformador de la nueva sociedad red»— en la que se exploraron las posibilidades que estaban abriendo las nuevas tecnologías en la comunicación social y empresarial del siglo XXI. La jornada del año siguiente se centraría en una de las consecuencias de las innovaciones tecnológicas: «Big Data, el valor de los datos en la sociedad conectada». Este enfoque técnico se completaría en 2014 con una sesión enfocada en una visión humana de las nuevas tecnologías: «Tecnología social, relacional, emocional… humana». La edición de 2015 trató sobre el ciudadano inteligente y su potencial transformador de un cambio de paradigma social y político: La ciudad, tecnolaboratorio ciudadano.

Millennials, emprendimiento maker 

En esta ocasión, la atención estará puesta en los makers. Un colectivo relevante, nacido gracias a las dinámicas en red y que tiene a la tecnología como facilitadora, que articula su actividad en ámbito local pero promoviendo sinergias e interacciones globales. Los makers se sitúan en espacios, como coworkings, hubs, fablabs… que tienen un elemento en común: aparte de generar actividades profesionales, promueven espacios de encuentro social. Por este motivo, el compromiso social de sus miembros y las dinámicas que se generan entre ellos son importantes para entender la nueva perspectiva social y económica de la emprendeduría. Comprender cómo funcionan estos espacios, mostrar proyectos que, además del vínculo profesional, tienen un fuerte componente de compromiso social y experimentar con la propia práctica serán los objetivos de esta nueva edición.



Programa

09:00h - 09:15h Bienvenida

09:15h - 09:30h Presentación de la jornada

09:30h - 10:30h Fabricación digital en red: un mundo repleto de posibilidades con César García Sáez (Cofundador de Makespace Madrid)

10:30h - 11:00h Makers Speakers Corner* - Café
11:00h -12:00h Emprendimiento maker desde la investigación y la educación con Alejandro Escario (Universidad CEU San Pablo) y Pablo Murga (xTribe)

12:00h - 12:30h Makers Speakers Corner* - Café

12:30h -13:30h Producción maker: prototipando el futuro con Rocio Pina Isla (Enorme Studio) y David Bordonada (Cooking Hacks by Libelium)

13:30h - 14:30h Pausa

14:30h – 15:00h Mapeando la innovación maker con Miguel Jaenicke (Vivero Iniciativas Ciudadanas, VIC)

15:00h - 17:00h Taller de mapeo de la comunidad maker local  (limitado a 25 personas)
Lo sentimos, las plazas para el taller ya están completas.

El evento se celebrará en Campus Madrid (c/ Moreno Nieto, 2) el jueves 22 de septiembre, de las 9:00h a las 17:00h. La inscripción es gratuita. ¡Os esperamos!  

* Si quieres presentar tu iniciativa de empredimiento maker en el Makers Speakers Corner, índicalo en el momento de formalizar tu inscripción y contactaremos contigo.

Con la colaboración




Los FabLabs como paradigma de una nueva forma de entender los espacios de trabajo y sus dinámicas 

Los FabLabs tienen su origen en el año 2000, en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), con el objetivo de estimular a la ciudadanía a la fabricación de sus propios objetos. El movimiento se institucionalizó en 2009, año de creación de la Fab Foundation, una organización sin fines de lucro que regula a los Fab Labs, garantizando que cumplan determinados estándares y actuando como enlace para la formación de una red global y colaborativa. Actualmente, hay 562 Fab Labs oficiales a lo largo del mundo y el proyecto que soñó Neil Gershenfeld, su fundador, es una realidad. Los 22 existentes en España, la ubican séptima en el ranking internacional de países con más laboratorios de creación.

Incentivar la creación en red

Inspirados en la filosofía «do it yourself», este movimiento está cambiando el paradigma de creación y fabricación de bienes físicos, promoviendo un cambio en la relación de la comunidad con la tecnología. Los progresos en esta área permiten que el ciudadano se convierta en cocreador de sus productos.
A nivel macro, el objetivo es aprovechar los aportes y la sinergia de una comunidad inteligente para estimular la producción local y las economías emergentes, utilizando materiales que existen en los lugares donde se encuentran los laboratorios de creación.
En el plano micro, promueve las habilidades de la persona y su autodeterminación: es más gratificante tener un producto construido con nuestras propias manos que uno entregado como consecuencia de un intercambio comercial. Otro hecho no menos relevante es que el sujeto ya posee las habilidades para poder repararlos y puede diseñarlos personalizadamente.
La base conceptual de su acción es que las ideas 100 % originales no existen: están compuestas de otras ya existentes que, combinadas y con aportes personales dan un resultado, que bajo ningún concepto debe ser puesto bajo llave. Una buena gestión de licencias y patentes son claves para impulsar la innovación, promoviendo que se pueda aprovechar el know how de la comunidad inteligente. Es por eso que prima en los Fab Labs el concepto open source, basado en el acceso universal y la libre circulación del conocimiento. Más allá de los motivos altruistas, si se quiere analizar desde una óptica comercial es la mejor forma de difundir las ideas de un emprendedor, que se verá beneficiado en el largo plazo con la viralización de su invención.

Recoger la experiencia para expandir el modelo

Facilitar la expansión de la fórmula para generar una alternativa a los modelos de producción/comercialización dominantes es una estrategia clave para dotar de valor al enfoque. La Fab Foundation, creada en 2009, pretende facilitar y promover el crecimiento de la red internacional de FabLabs, impulsando el desarrollo de Fab Foundations regionales. Se trata de una organización civil sin fines de lucro creada por el trabajo en conjunto del MIT´s Center for Bits y el Atoms Fab Lab Program.
Su tarea es proveer acceso a las herramientas, el conocimiento y los medios financieros para innovar y educar en el uso de nuevas tecnologías para permitir que cualquiera pueda crear (casi)cualquier objeto, lo cual conlleva la mejora de las vidas de las personas y la sustentabilidad del planeta.
Como podemos ver, su acción se instrumenta en tres espacios que tienen un fuerte valor formativo y de interacción social:
- Educativo: instrucción de docentesy managers de FabLabs a través de la Fab Academy, un programa impartido por Neil Gershenfeld desde el Center for Bits and Atoms [CBA] del Instituto Tecnológico de Massachusetts [MIT], que unifica criterios de enseñanza de habilidades y know how para la fabricación digital.
- Organizativo: provee un servicio de asesoramiento físico (reuniones anuales y workshops) y virtual, diseminando buenas prácticas en la fabricación digital para el beneficio del individuo y la comunidad.   - Comercial: creando nuevas oportunidades de negocio, conectando a los fabricantes y desarrolladores con otros agentes de mercado y consumidores.

Ejemplos de buenas prácticas

A continuación, recogemos un listado de experiencias interesantes surgidas en el marco de los Fab Labs y que ilustran este doble impacto: emprendeduría y compromiso social:
- En WoeLab, un laboratorio de Togo, jóvenes sin formación construyeron una impresora 3D con desechos electrónicos.
 - Fab Lab Kids Latinoamérica: Proyecto que trabaja en red con Fab Labs de 4 países (México, Brasil, Perú y Argentina)para enseñar a los niños la fabricación digital.
- Un español desarrolla en un Fab Lab de Madrid una incubadora “low cost”, construida por piezas para los países sin recursos que no tienen expertos para poder repararlas. (Alejandro Escario, de la Universidad CEU San Pablo, nos contará su experiencia).
- Un francés se lanzó a recorrer las carreteras de su país con su Fab Lab móvil para democratizar la impresión 3D aplicando el principio de que si el usuario no acude a la impresión tridimensional, la impresión 3D será quien acuda hasta él.
- En Valencia se crearon 6 modelos de souvenirs en un Fab Lab para poder vender desde las oficinas de Turismo.
- Construyen en el Fab Lab de Madrid una prótesis de una mano para un niño de 6 años con una impresora 3D. Se puede encontrar más información y proyectos interesantes en los FabLab Awards de Boston.

TrendSpain 2016: Millennials, emprendimiento maker

Cinco ediciones de TrendSpain

En 2012 se celebró la primera Jornada Trendspain en Madrid —«La inteligencia de las multitudes. El capital transformador de la nueva sociedad red»— en la que se exploraron las posibilidades que estaban abriendo las nuevas tecnologías en la comunicación social y empresarial del siglo XXI. La jornada del año siguiente se centraría en una de las consecuencias de las innovaciones tecnológicas: «Big Data, el valor de los datos en la sociedad conectada». Este enfoque técnico se completaría en 2014 con una sesión enfocada en una visión humana de las nuevas tecnologías: «Tecnología social, relacional, emocional… humana». La edición de 2015 trató sobre el ciudadano inteligente y su potencial transformador de un cambio de paradigma social y político: La ciudad, tecnolaboratorio ciudadano.

Millennials, emprendimiento maker 

En esta ocasión, la atención estará puesta en los makers. Un colectivo relevante, nacido gracias a las dinámicas en red y que tiene a la tecnología como facilitadora, que articula su actividad en ámbito local pero promoviendo sinergias e interacciones globales. Los makers se sitúan en espacios, como coworkings, hubs, fablabs… que tienen un elemento en común: aparte de generar actividades profesionales, promueven espacios de encuentro social. Por este motivo, el compromiso social de sus miembros y las dinámicas que se generan entre ellos son importantes para entender la nueva perspectiva social y económica de la emprendeduría. Comprender cómo funcionan estos espacios, mostrar proyectos que, además del vínculo profesional, tienen un fuerte componente de compromiso social y experimentar con la propia práctica serán los objetivos de esta nueva edición.

Programa

09:00h - 09:15h Bienvenida

09:15h - 09:30h Presentación de la jornada

09:30h - 10:30h Fabricación digital en red: un mundo repleto de posibilidades con César García Sáez (Cofundador de Makespace Madrid)

10:30h - 11:00h Makers Speakers Corner* - Café

11:00h -12:00h Emprendimiento maker desde la investigación y la educación con Alejandro Escario (Universidad CEU San Pablo) y Germán García-Cordero (xTribeU)

12:00h - 12:30h Makers Speakers Corner* - Café

12:30h -13:30h Producción maker: prototipando el futuro con Rocio Pina Isla (Enorme Studio) y David Bordonada (Cooking Hacks by Libelium)

13:30h - 14:30h Pausa

14:30h – 15:00h Mapeando la innovación maker con Miguel Jaenicke (Vivero Iniciativas Ciudadanas, VIC)

15:00h - 17:00h Taller de mapeo de la comunidad maker local  (limitado a 25 personas)

El evento se celebrará en Campus Madrid (c/ Moreno Nieto, 2) el jueves 22 de septiembre, de las 9:00h a las 17:00h. La inscripción es gratuita. ¡Os esperamos!  

* Si quieres presentar tu iniciativa de empredimiento maker en el Makers Speakers Corner, índicalo en el momento de formalizar tu inscripción y contactaremos contigo.




Los FabLabs como paradigma de una nueva forma de entender los espacios de trabajo y sus dinámicas 

Los FabLabs tienen su origen en el año 2000, en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), con el objetivo de estimular a la ciudadanía a la fabricación de sus propios objetos. El movimiento se institucionalizó en 2009, año de creación de la Fab Foundation, una organización sin fines de lucro que regula a los Fab Labs, garantizando que cumplan determinados estándares y actuando como enlace para la formación de una red global y colaborativa. Actualmente, hay 562 Fab Labs oficiales a lo largo del mundo y el proyecto que soñó Neil Gershenfeld, su fundador, es una realidad. Los 22 existentes en España, la ubican séptima en el ranking internacional de países con más laboratorios de creación.

Incentivar la creación en red

Inspirados en la filosofía «do it yourself», este movimiento está cambiando el paradigma de creación y fabricación de bienes físicos, promoviendo un cambio en la relación de la comunidad con la tecnología. Los progresos en esta área permiten que el ciudadano se convierta en cocreador de sus productos.
A nivel macro, el objetivo es aprovechar los aportes y la sinergia de una comunidad inteligente para estimular la producción local y las economías emergentes, utilizando materiales que existen en los lugares donde se encuentran los laboratorios de creación.
En el plano micro, promueve las habilidades de la persona y su autodeterminación: es más gratificante tener un producto construido con nuestras propias manos que uno entregado como consecuencia de un intercambio comercial. Otro hecho no menos relevante es que el sujeto ya posee las habilidades para poder repararlos y puede diseñarlos personalizadamente.
La base conceptual de su acción es que las ideas 100 % originales no existen: están compuestas de otras ya existentes que, combinadas y con aportes personales dan un resultado, que bajo ningún concepto debe ser puesto bajo llave. Una buena gestión de licencias y patentes son claves para impulsar la innovación, promoviendo que se pueda aprovechar el know how de la comunidad inteligente. Es por eso que prima en los Fab Labs el concepto open source, basado en el acceso universal y la libre circulación del conocimiento. Más allá de los motivos altruistas, si se quiere analizar desde una óptica comercial es la mejor forma de difundir las ideas de un emprendedor, que se verá beneficiado en el largo plazo con la viralización de su invención.

Recoger la experiencia para expandir el modelo

Facilitar la expansión de la fórmula para generar una alternativa a los modelos de producción/comercialización dominantes es una estrategia clave para dotar de valor al enfoque. La Fab Foundation, creada en 2009, pretende facilitar y promover el crecimiento de la red internacional de FabLabs, impulsando el desarrollo de Fab Foundations regionales. Se trata de una organización civil sin fines de lucro creada por el trabajo en conjunto del MIT´s Center for Bits y el Atoms Fab Lab Program.
Su tarea es proveer acceso a las herramientas, el conocimiento y los medios financieros para innovar y educar en el uso de nuevas tecnologías para permitir que cualquiera pueda crear (casi)cualquier objeto, lo cual conlleva la mejora de las vidas de las personas y la sustentabilidad del planeta.
Como podemos ver, su acción se instrumenta en tres espacios que tienen un fuerte valor formativo y de interacción social:
- Educativo: instrucción de docentesy managers de FabLabs a través de la Fab Academy, un programa impartido por Neil Gershenfeld desde el Center for Bits and Atoms [CBA] del Instituto Tecnológico de Massachusetts [MIT], que unifica criterios de enseñanza de habilidades y know how para la fabricación digital.
- Organizativo: provee un servicio de asesoramiento físico (reuniones anuales y workshops) y virtual, diseminando buenas prácticas en la fabricación digital para el beneficio del individuo y la comunidad. - Comercial: creando nuevas oportunidades de negocio, conectando a los fabricantes y desarrolladores con otros agentes de mercado y consumidores.

Ejemplos de buenas prácticas

A continuación, recogemos un listado de experiencias interesantes surgidas en el marco de los Fab Labs y que ilustran este doble impacto: emprendeduría y compromiso social:
- En WoeLab, un laboratorio de Togo, jóvenes sin formación construyeron una impresora 3D con desechos electrónicos.
 - Fab Lab Kids Latinoamérica: Proyecto que trabaja en red con Fab Labs de 4 países (México, Brasil, Perú y Argentina)para enseñar a los niños la fabricación digital.
- Un español desarrolla en un Fab Lab de Madrid una incubadora “low cost”, construida por piezas para los países sin recursos que no tienen expertos para poder repararlas. (Alejandro Escario, de la Universidad CEU San Pablo, nos contará su experiencia).
- Un francés se lanzó a recorrer las carreteras de su país con su Fab Lab móvil para democratizar la impresión 3D aplicando el principio de que si el usuario no acude a la impresión tridimensional, la impresión 3D será quien acuda hasta él.
- En Valencia se crearon 6 modelos de souvenirs en un Fab Lab para poder vender desde las oficinas de Turismo.
- Construyen en el Fab Lab de Madrid una prótesis de una mano para un niño de 6 años con una impresora 3D. Se puede encontrar más información y proyectos interesantes en los FabLab Awards de Boston.